Reset

Habéis tenido alguna vez la sensación de estar leyendo algo escrito por ti en un tiempo pasado y no reconocerte? La mente es un aparato increible, cambiante, que madura junto con el cuerpo en el que reposa. Quizá los textos escritos en mis años jóvenes fueran los de una mente filosófica, que comenzaba a darse a conocer a la vida y la miraba arrogante a los ojos. Ahora la vida y yo nos conocemos cada vez mas y sin ser intimas hemos compartido vivencias que nos han hecho mas humildes y realistas, aunque soy consciente de que todavía tenemos momentos en los que me rebelo contra ella como un adolescente contra su padre, pero ya no es con ira, sino con el raciocinio que te da la madurez. De que voy a escribir entonces? Habré perdido mi “toque”? Sera esa inocencia y fuerza juvenil la que me permitía crear esos textos increíbles? O simplemente he olvidado abrir la mente y dejarla hablar? Quizá llevo demasiado tiempo relegándola a un segundo plano, obligándola a pensar en problemas mundanos, a vivir una vida humana y normal… Igual he olvidado dejarla pensar en sus cosas… Ella también tiene derecho a desconectar, escritura creativa se llama, creo que es algo que de joven aplicaba sin pensar, pero los adultos olvidamos jugar, olvidamos soñar y enmudecemos nuestras mentes por el bien de la madurez. Pues bien amiga, esto no te va a pasar a ti, sientete libre, solo dime cuando y te dejare gritar, expresarte por medio de la tinta hasta que te quedes muda…vacía pero feliz, preparada para llenarte de vivencias nuevas que volver a compartir, estoy deseosa de leerlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *